Dedo en Garra o en Martillo



Los dedos en garra o en martillo son consecuencia del uso de zapatos cortos, pero también pueden ser debidos a complicaciones de otras patologías. El calzado provoca un roce continuado en esas zonas que origina callosidades y dolor pudiendo llegar a infectarse. Los dedos pueden desviarse lateralmente (clinodactílias), y longitudinalmente (mazo, martillo, garra).

Antes Después

Mediante la Cirugía de Mínima Incisión se corrige la deformidad de los dedos en garra sin la aplicación de ningún punto de sutura, con anestesia local del dedo y sin la aplicación de ningún elemento de osteosíntesis (agujas de Kisnner), por lo que puede caminar sin problema desde el primer dia, sin dolor alguno.